Tarifa nunca defrauda y es uno de los destinos preferidos de septiembre

La localidad gaditana es uno de lugares preferidos del verano, incluido el mes de septiembre. Disfrutamos de su mejor puesta de sol, sus restaurantes, sus playas, sus sesiones de 'windsurf' y su atún.

  • Ocio. Vejer de la Frontera, uno de los pueblos más bonitos de España

A Tarifa, la población gaditana donde más sopla el viento, le sienta bien cualquier época del año, pero en el mes de septiembre luce una de sus mejores caras. Menos aglomeraciones, menos colas, buen tiempo, hoteles con encanto, olas únicas para lanzarse al windsurf,un atún sobresaliente... Es su momento, incluso en este verano atípico, donde ha sido uno de los pocos lugares de nuestro país en colgar el cartel de 'Completo' tanto en julio como en agosto. Esta es la ruta que recomendamos para septiembre.

LA MEJOR PUESTA DEL SOL DE TARIFA

Hay muchos motivos para elegir al hotel The Tarifa Lances, propiedad de Q Hotels, de origen andaluz, como base de operaciones para disfrutar de Tarifa. Para empezar, ha sido elegido uno de los preferidos de la zona de los usuarios del portal TripAdvisor en sus últimos premios Traveler's Choice, que pasa revista a los mejores establecimientos del mundo.

Además, este hotel de cuatro estrellas cuenta con la mejor puesta de sol de Tarifa, ya que desde su azotea La Terraza con piscina infinita incluida y cócteles de autor, se divisa tanto la playa de los Lances, una de las más codiciadas del lugar, como diversos puntos de Marruecos y el Estrecho de Gibraltar. Por algo es escenario habitual de producciones de moda y eventos tanto públicos como privados.

Piscinas del hotel The Tarifa Lances.

El hotel, de carácter ecosostenible, se caracteriza, además, por su decoración de inspiración balinesa mezclada con referencias mediterráneas y andaluzas y materiales como la madera, la piedra, el acero o el bambú tanto en las habitaciones como en los espacios comunes, diáfanos y luminosos. Su piscina al aire libre es un coqueto refugio inmerso entre jardines. Tampoco hay que perderse su zona wellness. Otro plus: ha recibido el sello Safe Tourism Certified que otorga el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) y cuyo objetivo es garantizar el cumplimiento de las máximas garantías higiénico-sanitarias ante la Covid-19.

DE TAPEO POR EL CENTRO

La oferta gastronómica de Tarifa se multiplica cada día más en forma de chiringuitos, beach clubs, gastrotabernas, restaurantes de diseño, mesones de toda la vida... En el centro del pueblo uno puede elegir entre mil opciones: de El Ancla a Raízes, La Burla, Picnic, Misiana, Ola Ola.. El rey de la carta en todos ellos es el atún, que se puede degustar en todas sus variantes por los locales del centro. Uno de los clásicos con mejor fama es el de Los Melli, situado en la calle de Guzmán el Bueno, 16, elegido entre sus favoritos de Tarifa por los usuarios de los citados premios de Tripadvisor, los Traveler's Choice.

Los Melli, un clásico para comer atún y otras especialidades locales.

Ramón y Juani, junto a su hijo Juanma, sirven desde 1996 el atún en todas sus variantes: en solomillo, tartar, tataki, mojama, tacos, en tostas... Incluso en albóndigas, las más famosas de Tarifa. Eso sí, su terraza es cada verano una de las buscadas del pueblo, por lo que se puede ver a infinidad de fans a la caza y captura de una mesa cuando cae la tarde. También hay que probar sus bollos de queso Payoyo, una deliciosa modalidad gaditana que está fuera de carta pero que hay que pedir, al igual que los tomates aliñados, las berenjenas fritas con miel o la presa ibérica. Por último, hay que pasarse por la pastelería La Tarifeña (Nuestra Señora de la Luz, 21), otro clásico abierto en 1956, para degustar cualquier dulce. Sus minitartas crean adicción. Avisamos.

DE LA TABLA AL CHIRINGUITO

Tarifa es el destino deseado de los amantes del windsurf y kitesurf, que pueden elegir entre un buen puñado de playas: la de los Lances (tanto norte como sur), Punta Paloma, Playa Chica, Playa del Alemán, Bolonia... Por eso, las escuelas de surf surgen en cada esquina. También las de buceo, por lo que los adictos a los deportes acuáticos no pueden elegir un sitio más adecuado. Dicen que es uno de los mejores sitios para bautizarse en estas lides.

Más de lo mismo si hablamos de chiringuitos. La lista es infinita, pero entre los más famosos destacan algunos como Arte y Vida, Carbones 13, 100% Fun, Waikiki, Mandala... A la lista se sumó el año pasado el del cocinero Dani García, uno de los pocos españoles que ha conseguido una tercera estrella Michelin. En Tarifa cuenta con una sucursal de su ya mítico BiBo, esta vez llamado BiBo Beach House, que ya se ha convertido en un referente del lugar.

ENTRE CASTILLOS Y TIENDAS BOHO-CHIC

La ruta por Tarifa no acaba con sus chiringuitos, sus platos de atún rojo y sus memorables olas. También está repleto el pueblo de tiendas de moda, artesanía, productos ecológicos y diseño, repartidas por el centro. La estética boho-chic impregna cada una de ellas. He aquí una pequeña muestra: Tarifa Soul, Inizi, Made in Tarifa, Lino y Fino, Maszapatillas... Tampoco hay que olvidarse de las marcas vinculadas al universo surfero. A las afueras del pueblo se encuentra una buena ristra de outlets de este tipo de ropa y accesorios.

Panorámica del pueblo, de aires arabescos.

Tarifa también rezuma historia a través de las laberínticas calles del centro repletas de bonitas casas encaladas, muchas de ellas transformadas en restaurantes, tiendas y hoteles. Otras tantas siguen siendo la vivienda de los lugareños, que no dudan en sacar sus sillas a la puerta cuando cae el sol. Los aires arabescos se cuelan por cada esquina, ya que la localidad andaluza perteneció al imperio musulmán durante 562 años. Fue Guzmán el Bueno quien la conquistó para los cristianos ofreciendo a su hijo a cambio. El castillo que lleva su nombre, también conocido como el de Tarifa o de los Guzmanes, recupera su historia.

Fuente: El mundo