La Costa del Sol despide «la mejor Semana Santa en años» con un lleno de principio a fin

El sector turístico destaca el buen tiempo y la mayor alegría en el gasto para que se hayan superado todas las previsiones en hoteles y restaurantes

La Semana Santa de 2017 quedará marcada en la provincia de Málaga por ser una de las mejores por el volumen de negocio generado en el sector hotelero, hostelero y demás negocios del sector servicios, con un incremento medio en la facturación del 10%. Espectacular, fenomenal, histórica o el mejor preludio para la temporada veraniega son algunos de los calificativos que los profesionales consultados ayer por este periódico utilizaban para definir una semana que a efectos turísticos ha sido de todo menos de pasión y que, además, se extiende ya desde el Viernes de Dolores hasta el Domingo de Resurrección.

El buen tiempo, con temperaturas más propias del verano, ha atraído a miles de turistas que han llenado hoteles y que junto a los malagueños que salían a ver las procesiones o a disfrutar de una terraza han permitido a la Costa del Sol volver a hacer el agosto en pleno mes de abril. «Hacía tiempo que no teníamos una Semana Santa como ésta, no sólo por una ocupación excelente sino también por un ambiente estupendo en todo el litoral, donde el segmento del sol y playa se ha visto muy favorecido por la buena climatología», afirma el presidente del consejo de turismo de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Miguel Sánchez, quien a la espera de conocer datos más globales, sí que aporta los de la cadena que preside (MS Hoteles), donde han tenido ocupadas el 91% de sus camas durante toda la semana. «Lo extraordinario es que este periodo vacacional ha sido muy bueno desde el primer fin de semana, cuando antes empezaba el Jueves Santo», remarca.

Toda la provincia

Buenos resultados en toda la franja litoral con las playas como gancho. Punto y aparte merece Marbella, que arrastraba ya datos de ocupación altos desde principios de mes debido al inicio de las vacaciones del mercado británico. De hecho, hay establecimientos que han venido registrando cifras por encima del 90% algunos días fuera de la Semana Santa. Durante las jornadas fuertes de las vacaciones se han alcanzado picos del cien por cien, según los datos que maneja el Ayuntamiento de Marbella, donde hablan de un incremento de 10 puntos con respecto a las previsiones iniciales.

El sector del comercio marbellí reconoce igualmente un notable incremento de público en las calles, aunque será a partir de hoy, como explica la presidenta de la Asociación de Comerciantes del Casco Antiguo, Carola Herrero, cuando se analicen los datos y se compruebe si ese mayor número de turistas ha tenido su reflejo en las cajas registradoras de los establecimientos comerciales y hosteleros del centro.

En Puerto Banús, el presidente de la Asociación de Empresarios de Puerto Banús (AEPB), Giuseppe Russo, indica que se han superado las expectativas en cuanto a visitantes y apunta al «regreso» del turista nacional, fundamentalmente madrileño, «que durante unos años ha estado sin venir debido a la crisis y que esta Semana Santa ha regresado», apunta.

Buen balance en el interior con los alojamientos rurales llenos, y también en la capital con el tirón de las procesiones, con los hoteles colgando el cartel de completo a pesar del tirón de los apartamentos turísticos. Así lo corroboran en el AC Málaga Palacio. La Semana Santa siempre es una apuesta segura en este establecimiento, pero este año han estado «prácticamente llenos todos los días», como apunta su director, Jorge González. En este sentido, destaca como aspecto diferenciador que las estancias han sido más prolongadas que en los últimos años. «Hemos tenido familias que han pasado aquí cinco o seis noches, cuando antes se quedaban únicamente los días festivos».

Una mayor alegría en el gasto que también se ha notado en los bares y restaurantes. Los hosteleros estiman que este año han hecho en torno a un 6% más de caja que en 2016. «Teniendo en cuenta que cada vez somos más negocios, el balance es más que positivo», apunta el presidente de la asociación Málaga Hostelería, Jesús Sánchez.

LA CIFRA: 10% :El aumento medio de facturación que han experimentado los restaurantes y chiringuitos de la provincia respecto a la Semana Santa de 2016.

Tampoco ocultan su satisfacción en los chiringuitos. «Ha sido espectacular, no se le puede calificar de otra manera, porque el tiempo ha sido muy bueno y la gente lo ha aprovechado para ir a la playa, ver las procesiones y salir por la noche. Hasta el sector de las hamacas ha ido bien», reconoce el presidente de la Asociación de Empresarios de Playas, Manuel Villafaina, quien asegura que en toda la provincia, desde Nerja a Manilva, se han cumplido las expectativas con un incremento de entre el 10 y el 15% «porque aunque clientes ha habido siempre, durante la crisis venían con menos ganas de gastar». Con estos datos, el optimismo se ha instalado en el sector cara al verano. «Aunque el año está siendo bueno, el verdadero termómetro es la Semana Santa, y no ha podido ir mejor, ha sido histórico, así que esperamos una magnífica temporada».

Fuente: Diariosur