Djokovic pasa el confinamiento en Marbella junto a su familia

Novak Djokovic está pasando el confinamiento por el coronavirus en Marbella (Málaga). En la Costa del Sol lleva un mes el tenista serbio, número uno del mundo, que se desplazó desde Los Ángeles cuando se suspendió el circuito ATP. Djokovic tercer tenista de la historia en torneos de Grand Slam tras Federer y Nadal, se encontraba preparando Indian Wells y pronto cogió un avión junto al resto de su equipo con dirección a Alemania. Desde allí se desplazó a la ciudad malagueña, donde residen sus dos hermanos, Marko y Djordje. 

No es la primera vez ni mucho menos que el balcánico se acerca a la provincia, habiendo entrenado ya en las pistas del Puente Romano. Ahora es algo imposible por el estado de alarma que hay en España, por lo que el serbio se busca la manera de mantenerse en forma, como se aprecia en los vídeos inferiores. Así, se encuentra refugiado y con sus más allegados, también está su mujer Jelena y sus hijos, y con la tranquilidad que no otorga la rutina tenística, donde se acumulan los torneos en el calendario y los viajes. "Estoy bien con toda la familia, siguiendo las instrucciones como toda España. Es una situación difícil. Tengo muy buen tiempo y tengo alegría por poder estar con la familia en casa", señaló en el programa especial de radio nocturna de 'El Transistor' y 'El Partidazo'.

El tenista mostró su lado solidario y hace semanas que donó un millón de euros para la compra de ventiladores y otros equipos médicos. También se sumó al proyecto 'Cruz Roja, responde' impulsado por Rafa Nadal y Pau Gasol. "Sólo le puedo agradecer por sumarse y por ayudar en este momento que la gente lo necesita", dijo al respecto Nadal sobre Djokovic, que ahora pasa los días en Marbella, su lugar en el mundo para el futuro, según ha deslizado en más de una ocasión.


"Estoy bien con toda la familia, siguiendo las instrucciones como toda España. Es una situación difícil. Tengo muy buen tiempo y viviré aquí en el futuro"

Fuente: El desmarque